jueves, 31 de mayo de 2012

EL EVANGELIO DE LÁZARO

Un amigo que ha estado mucho tiempo por los paises de oriente medio trabajando me ha pasado una copia que, según el, circula en algunos ambientes de iniciados de modo secreto, pero de la que pudo hacerse con una copia. Aquí os la dejo para que opineis sobre ella.


EL EVANGELIO DE LAZARO RESUCITADO


Mi nombre es Lázaro, nací en Betania y me crié rodeado de felicidad en compañía de mis padres y de mis dos hermanas Marta y María. Cuando tenía veinte años murieron nuestros padres, primero mi padre y al poco tiempo mi madre presa de un gran dolor por la ausencia de su esposo. Como otros hombres debería haberme casado pero era tanto el amor que les tenía a mis hermanas que decidí quedarme a cuidar de ellas hasta que decidieran casarse e irse a vivir con su marido. Los años transcurrían felices mientras atendíamos la hacienda de mis padres, nada nos faltaba y entre los tres podíamos cosechar suficiente grano para mantenernos y no depender de la caridad de los vecinos. Sucedió un día que unas fiebres terribles se apoderaron de mi y a pesar de los extremos cuidados de mis hermanas y de los vecinos fui vencido por la muerte. Lo último que recuerdo fue un largo túnel oscuro y una gran luz que me esperaba al final. Me acerqué a la luz y cuando salí del túnel ya no vi nada más. Pero ahí no acabó todo. Después de un tiempo que no podría definir porque no tengo ningún recuerdo ni ninguna constancia de ello, sentí que una voz profunda me llamaba desde la parte oscura del túnel y con una fuerte imprecación me dijo: “¡Lázaro sal de ahí!”. Entonces volví a recobrar la consciencia que había perdido, estaba otra vez frente a la luz cegadora, pero ahora recorría el túnel en sentido contrario. Lo siguiente que recuerdo fue que estaba tumbado en un nicho oscuro y húmedo de piedra y que me levanté con dificultad debido a los vendajes que sujetaban mi cuerpo. Salí al exterior del nicho y allí estaba mi amigo Jesús que era quien me había llamado, también estaban mis hermanas que corrieron llorando a abrazarme y a liberarme de las vendas de la mortaja. Volvimos todos juntos a nuestra casa y en poco tiempo recuperé mi salud y pude seguir cuidando de mis hermanas. Me dijeron que estuve cuatro días muerto, los sacerdotes del templo vinieron a verme y querían saber si había visto a Dios o había estado en el Sheol con Satanás pero juro que nada ocurrió entre mi paso por el túnel hacia la luz y mi regreso de vuelta a la vida. Nos hicieron la vida imposible diciendo que yo era un mentiroso y después de la muerte de nuestro amigo Jesús vendimos nuestra propiedad y nos fuimos a vivir a Alejandría, allí trabajamos para un rico comerciante y fuimos muy felices los tres juntos. Nunca nos casamos porque nosotros no éramos solo hermanos sino también amigos. Ahora mis hermanas han muerto y pronto me tocará acompañarlas, creo que esta vez no podré volver a la vida; pero antes de abandonar este mundo quería que todos supieran como ocurrió aquello para que nadie tenga dudas de cómo fue mi muerte y mi resurrección.

5 comentarios:

  1. ¡vaya sorpresa!, ¿no se me habría ocurrido nunca que alguien nos contase lo que hay más allá de la muerte y claro quien mejor que un resucitado!, bestial, Antonio, apúntate un tanto. Creo que nadie se ocupó del pobre Lázaro y a nadie se le ocurrió preguntarle donde había estado, ¿extraño no?. Verdaderamente genial. Espero con ansiedad el libro a ver que nos cuenta- (pequetuni)

    ResponderEliminar
  2. Hola jl gracias por tu comentario, la verdad es que no he encontrado todavía ningún texto acerca de lo que le ocurrió a Lázaro durante el periodo que permaneció muerto. Según los expertos el incidente de Lázaro es inventado por el evangelista San Juan para simbolizar la muerte espiritual y la resurrección a la iluminación. No consta que la Iglesia de los primeros años incluyera este milagro entre los atribuidos a Jesús,es bastante posterior y por ello se ha quedado poco estudiado, la teología no tenía previsto ningún resucitado diferente del propio Jesucristo (el de la fé, porque el histórico no consta hasta ahora que fuera torturado, crucificado y que resucitara) y por eso la Iglesia ha pasado de puntillas por el tema de Lázaro. Incluso su resurrección plantea el inconveniente de impedir que la de Cristo mismo sea la primera, otro tema que la teología obvia con facilidad. En unos quince días colgaré un pdf con bibliografía abundante para que busque información sobre el tema. Es importante seguir rigurosamente los escritos de la primera IGlesia en el orden real en el que aparecieron, no el el orden que nos los presenta la Biblia y más importante aún es seguir la literatura apócrifa porque contiene una información valiosísima que no encuentras en la Biblia. Siempre para temas de estudio, claro, si lo que te preocupa es la fé olvídate de todo lo anterior.

    ResponderEliminar
  3. El texto en sí, Antonio, no aporta nada nuevo y, evidentemente, pongo en duda que no sea más que un ejercicio literario que exprese lo que pudo suponer para Lázaro llegar ante una puerta "que estaba cerrada": la verdadera resurrección a la gracia la trajo consigo Cristo y, el primero que entró tras él debió ser el buen ladrón, que murió con él.

    ResponderEliminar
  4. Hola agustín, por lo que he podido leer algunos exégetas creen ver en el episodio de Lázaro una importante influencia Gnóstica a la que no fueron ajenos ni Pablo ni el evangelio de Juan que es el único que recoge esta pericopa. En ese sentido se suele explicar como la muerte del ser hílico y el nacimient o del ser pneumático es decir, es el paso de la " ignorancia" digamos a la iluminación. Entre los primeros Cristinismos había una importante corriente Gnóstica que lurgo fue declarada herejía por la Iglesia y desapareció, al menos oficialmente.
    El motivo de mi post era ver que opinan personas que nunca antes han oído hablar del Gnosticismo.
    Lógicamente es sólo una ficción burda para llamar la atención sobre el tema, para mi es un tremendo fallo del evangelista introducir una resurrección anterior a la de Cristo, sobre todo después de la postura clara fijada por Pablo. El evangelio de Juan es muy teológico, hay que leerlo en ese sentido.

    ResponderEliminar
  5. Hechas las precisiones pertinentes y ortodoxas vamos ahora con las inconvenientes e impertinentes: Si Jesucristo tenía la llave ya antes de su llegada (venida) la puerta estaba cerrada, entonces ¿donde estaban los hombres santos anteriores a Jesucristo?. Según la Biblia parece que Moises, Elias y otros ya estaban en el cielo con Dios. La religión de Jesús empieza en un momento histórico, pero la humanidad es mas antigua, tiene mas religiones,(mas de mil) y mas dioses (unos mil quinientos) que para sus creyentes son tan válidas como lo es la cristiana para los cristianos. Según la religión Católica ¿que ocurre con los chinos ateos e increyentes?, ¿donde van sus almas?, ¿no son personas como las demás?. Andando el tiempo la religión de Cristo se desvanecerá como ha ocurrido con tantas otras en la antigüedad, y entonces ¿qué pasará con el cielo y el infierno?, ¿quién los administrará?. ¡que será de las almas cuando nos falte Cristo!, les pasará como a los budistas que se tendrán que reencarnar eternamente hasta que alcancen el Karma. La religión es cuestión de fe, de fe propia o de fe adquirida por educación o por búsqueda personal, pero solo sirve para el espíritu individual de cada uno, pretender explicar el mundo en términos religiosos es una quimera, no creo que merezca la pena ese debate. Podría hacer daño a las personas que tienen fe y solo serviría de divertimento a los que no la tienen. En el libro daremos cumplidas explicaciones de por qué existen creyentes y ateos y por qué es tan difícil conciliar ambas posturas y también daremos herramientas para el respeto entre ambas opciones. Daremos un método a las personas espirituales para que puedan vivir su espiritualidad sin que nadie se ría de ellos y sobre todo sin que nadie se aproveche de su espiritualidad en beneficio propio y no de quien la siente. Todo eso y mucho más. No será un libro erudito, no superará la revisión por pares, para la Iglesia será motivo de anatema, pero para el individuo será útil y esclarecedor, mucho mas que cientos de trabajos de exégetas que lo único que hacen es meter en la batidora los mismos ingredientes y darles vueltas. Algunos dicen que el Cristianismo no inventó nada, que utilizó material existente (como un cocinero cuando hace bacalao al pil pil) y que se limitó a cocinar un plato aceptable y comestible para la mayoría. Nosotros iremos mas lejos, no solo cocinaremos sino que inventaremos nuevos ingredientes. Ya hay algunos estudios que siguen nuestra misma línea pero trataremos de ir un paso mas adelante por conocer precisamente esos trabajos. Partiendo de Jesús novelaremos un evangelio diferente hasta llegar al concepto de Dios y luego cada persona que nos lea encontrará un camino propio para explicar sus vivencias, lo que haga después será asunto suyo exclusivamente, pues nosotros no incitaremos a nadie a tomar ningún camino, sólo le proporcionaremos caminos y víveres para la travesía. En ellos estamos.

    ResponderEliminar